5 de julho de 2013

Sucio




Sucio 


La cama estaba vacía. Sabía que estaría así toda la noche. Estaban peleados desde hacían semanas, House no le hablaba y el único recuerdo de él era el enorme osito de peluche que le había regalado en una feria.
Aun se acordaba de cómo lo habían conseguido jugando con unas bolas con las que había que tirar unas botellas. House era estupendo con toda la clase de malabarismos y puntería… el oso era tan solo enorme.
Solía acostarse y abrazarse a él, oler su pelito color de miel, restregar su rostro en el y dormirse placidamente.
Esa era una noche clara, la luz de la luna llena atravesaba los cristales de la ventana abierta de su habitación de hotel y le iluminaban como una lampada. Quizás fuese solo un mito o una leyenda relacionada con la luna llena, los hombres lobo y los vampiros, pero lo cierto es que su sangre empezaba a correr mas y mas rápido por sus venas…
Cerró los ojos, la piel se le erizó en contacto con la suavidad del osito, lo abrazó con fuerza. Ojala fuese House…
-Oh…- Por primera vez se sintió excitado tocándolo, era un pervertido, pensó.
No le importó, con las mejillas sonrojadas se bajó los calzoncillos hasta las rodillas. Jadeó con intensidad, le gustó especialmente el roce del suave pelo sobre su tórax y sus pezones. Los pellizcó con los dedos y usó una pata del oso para acariciarlos, despacio con suavidad…
Arqueó las caderas. La irritante pero deliciosa caricia continuada que se infligía era una tortura para su pene que estaba ahora duro contra su vientre.
Su pene erecto resbaló entre las patas del oso no pudo contener un gemido de sorpresa. Fue una sensación nueva y única, la suavidad, la obscenidad…
El osito le acariciaba por entero, cada una de las fibras de su pelo tocaban y estimulaban su cuerpo sin pudor.
Se acarició, su pene rodeado de vello negro, babeante de jugo pre-orgasmico y húmedo de deseo.
Movió las caderas un poco contra el vientre del peluche… volvió a probar mas lentamente… después su pene duro, ladeado de venas gordas, hinchadas, se metió entre las patas del oso.
Las apretó una contra la otra con sus propias piernas creando un hueco al que follar…
-House…- Olía como él.
Se posicionó sin pensarlo dos veces y lo penetró con fuerza… abriéndolo con rudeza y ganas.
Empezó a moverse contra el osito que miraba el techo en silencio, aumentando la fricción y con ella su placer.
La temperatura contra el oso, en el oso… aumentaba y James no podía detenerse… no tan cerca…
Sus manos apretaron con fuerza el oso entre los dedos resbaladizos del sudor imponiendo un ritmo fuerte, tan fuerte que nunca lo había echo con nadie, sintió que rozaba la bestialidad, pero era tan condenadamente bueno…
Su cama de hotel rechinaba y casi imbatía en la pared de la habitación.
Que poca moralidad…
Sintió culpable cuando el semen mojó el dulce y tierno osito entre sus brazos. Estaba agotado respirando con dificultad contra el cuello del muñeco disfrutando de los temblores placenteros que aun recorrían su pene preguntándose como es que un hombre que cuida tanto de niños se masturba con un oso de peluche?...
No se molestó en subir los bóxeres, ni tampoco cambió de postura, adormeció pensando que era un obsceno y que aquello no tenia disculpa ni perdón.


14 comentários :

  1. Que pervertido!! no me esperaba esto de Wilson. Ha sido alucinante! Me quedo sin palabras...
    Muchas gracias Saito, ha sido hiper-mega caliente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Holaaa Maria! Gracias, si que es un poco alucinante XD
      Besos

      Eliminar
  2. Ohhhhh me habías dejado intrigada Saito jajajajaj es "sucio", pero no deja de tener su lado dulce ;)

    me gustó. Un besazo ;)

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Hola Pato!!
      Jajajaja muchas gracias XD Me alegra que al final te gustase!
      Besos

      Eliminar
  3. Este comentário foi removido pelo autor.

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Hola Billy!!
      Noo, aun te quedan neuronas, el problema es que en los hombres la sangre fluye en el sentido contrario cuando leyemos cosas así. XD
      Muchas gracias lindo mio por comentar! Besos!!

      Eliminar
  4. wow saito muy pero muy hot pobre peluchito pero estuvo muy caliente me pasa igual que a Billy no vere los ositos de la misma forma jajajajaj un beso enorme

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Ono, seguro que te comprarás un osito muy pronto *-*
      AJjajajajaja
      Besosss

      Eliminar
  5. ohhhh (OoO)!!!!! que genial (^o^)/ me encanto, pobre osito, tendra que terminar en la lavanderia jejejej (>w<)

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Sí, y que verguenza mandar el oso a la lavanderia así todo pringoso. XD
      Besoss!

      Eliminar
  6. Hola, Saito. Empezó siendo tierno, pero después menudo calentón, jajaja. Pobre osito, espero que lo lave y lo seque con el secador, aunque no creo que quede igual que antes, jajaja. Besoss.

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. jajaja si ha sido muy cerdo, pero es que Wilson cuando le entran esos calentones se le va la sangre hacía la polla y ya no piensa. XD Graciass

      Eliminar
  7. Hola, Saito.
    ¡¡¡Quién iba a pensar que el bueno de Wilson era tan pervertidillo!!! jajaja
    Me ha encantado, creo que no podré volver a mirar un osito de peluche con ojos inocentes, jajajaja
    Gracias por compartirlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Hola Anaaa! Jajaja si, yo nunca lo he hecho XD

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...