12 de setembro de 2013

Relato corto- Silencio



Advertencia: Relato corto sobre Hugh Laurie. Drama.





Estaba cansado. Hugh había estado muy ausente durante todo el día y justo antes se salir le había dicho con voz baja que necesitaba hablar con él. Ese tono y esa tristeza en su mirada solo aparecían cada vez que le tenia que decir que se iba a Londres.

Hugh entró sacudiendo el polvo de su cazadora azul y negra que usaba cuando montaba en moto. Dejó el casco sobre la mesita de la entrada y pasó mas adentro, dónde pudo observar la figura de su amante tendido en el sofá.

-Qué rápido has sido...- murmuró hugh.- ¿Quieres agua? Estoy sediento.- entró a la cocina a por una botella.

-No, gracias. Estoy curioso, vamos hablar o prefieres hacerlo mañana? Personalmente no me gusta aplazar esta clase de asuntos… supongo que es algo importante… sobre nosotros, ¿no?

-Si.- suspiró. Después de lamió los labios e dijo de un tirón: - Bobby, creo que deberías casarte.

Robert frunció el ceño, eso no era lo que esperaba. Esperaba que Hugh estuviese atravesando una crisis de identidad, de esas que tenia a menudo. Cuando decía cosas como: tengo hijos esto no puede seguir…

-¿Para que quieres que me case? ¿No estamos bien así?

-En realidad hay algo que no te he contado.- Se apoyó contra la pared.- Creo que vas a pensar que soy un egoísta pero no puedo seguir ocultándotelo.

-¿Qué pasa?

-Mi familia va a venir a vivir a L. A. Estoy buscando una casa... Y bueno es eso, creo que deberías casarte...- En realidad esperaba que Robert no pensase que le decía esto con la intención de protegerse de las malas lenguas y le pareciese bien casarse con ella chica, mudarse a un vecindario normal y corriente. En fin esperaba que si se casase fuese mas fácil para los dos dejarlo.- Compréndelo, con mi familia en L. A….

-… no podemos seguir con esto. ¿Es lo que querías decirme no?-Hugh asintió.

- y esta vez es definitivo. Será mejor que…

-Si, -Robert se levantó del sillón en que había estado todo el tiempo y se dirigió a la puerta- será mejor que me vaya…

Hugh se sentó en el sofá dónde antes estaba su amante. Tras los pasos de Robert y el cerrar de la puerta el único sonido que llenaba el piso era su respiración. Apretó el maxilar con fuerza. Le había mentido, Jo no vendría... pero Robert debería seguir con su vida, casarse, tener hijos, tener una vida normal y corriente como todo el mundo. Tragó saliva y miro al suelo, estaba seguro de que había echo lo correcto. Hacer lo correcto siempre era alentador... ¿por qué no se sentía mejor ahora?

Hugh se dirigió al baño y se sentó en la tapa del vater, se tiró los zapatos y los lanzó sin ánimo a un lado. Miró su rostro en el espejo. La vida era una mierda, estaba cansado de saber que él y Robert no podían estar juntos, no debían, pero Bobby era la única luz que le guiaba en la oscuridad que siempre le rodeaba... Stephen le había ayudado muchas veces a salir de depresiones, pero con Robert era distinto, ni siquiera se sentía deprimido...

Se levantó y siguió fijándose en sus ojos azules celestes que le miraban ahora sin brillo. Robert se iría como había planeado, y su vida volvería a caer en el caos. Posó su mano en el espejo y de pronto este se agrietó bajo su palma por la fuerza que hizo, cortándole la piel.

Abrió el agua para lavar la mano...

En el espejo podía ver su imagen dividida en varios trozos, tal y como su corazón ahora... su mano sangraba y el espejo sangraba, su corazón sangraba.

Arrancó un trozo de cristal, la fina línea entre la felicidad y la tristeza era como la fina línea entre la vida y la muerte.

Gimió alto al sentir el frío del cristal resbalar entre su carne... la sangre corrió junto con el agua y salía de su cuerpo... las lagrimas corrían por su rostro, y después... solo el silencio.








9 comentários :

  1. Esta vez ha sido tristísimo. Pero me ha gustado la metáfora del espejo. Ese final ha sido increíble.

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Hola Paki!!! Muchas gracias por leerlo! Besos

      Eliminar
  2. ...me rompiste el corazón saito :(, de por si soy bien chillona, pero a pesar de que me puso triste el final fue inesperado pero me gusto mucho.
    Gracias por compartir otra interesante historia ♥

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. Hola Yari!! Gracias por pasarte por aqui! Me alegra que te haya gustado! A ver si empiezo a poner cosas menos dramaticas, jajajaja
      besos

      Eliminar
  3. Hola, Saito. Me ha gustado la historia y no me ha dado nada de pena, porque Hugh me parece que tiene complejo de mártir, decidiendo siempre lo que es mejor para Robert sin contar con su opinión, así que para mí está bien ese final. Besosss.

    ResponderEliminar
    Respostas
    1. jajajaaj no se si tiene complejo de martir, pero yo siempre le pinto asi XD Creo que va muy bien con su caracter. XD

      Eliminar
  4. Hola, Saito. Me ha gustado mucho y el final no ha estado nada mal, aunque haya sido triste, jajajaja.
    Besosss

    ResponderEliminar
  5. Me encantan estos cortos, muchas gracias Saito!!! Me gustan mucho tus historias porque representan las contradicciones humanas y los sentimientos complejos!!

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  6. Este comentário foi removido pelo autor.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...