22 de outubro de 2013

Solo unos roces de nada



 Solo unos roces de nada.



La puerta del ascensor se cerró y enseguida House pulsó el botón para detenerlo.
-No conocía esta cara de tu personalidad, Jimmi… Hacer cosas malas como que no es lo tuyo…- El hombre se rió.
-¿Para eso detuviste el ascensor?- Su mirada oscura seguía desafiándolo, después le vio sonreír y dijo: - Me hubiese gustado hacer travesuras con mi hermano, creo que se me habría dado muy bien, ¿no crees?- su mano rozó lentamente la bragueta de House.
-Creo que no perdiste oportunidad de hacer travesuras…
-¿Qué quieres decir?
-Ahm… tú sabes muy bien a que me refiero, Jimmi…
-No más que tu, la primera vez que te vi creí que eras una especie de demonio… tus ojos son provocativos, tus labios…- Wilson se acercó lentamente envuelto en la pasión- me sonrieron sarcásticos… me prometieron en ese momento las delicias de un paraíso.
El aroma de Wilson, fresco y masculino le llenó los pulmones. Greg irguió el rostro para besarlo en la boca pero Wilson no aceptó. En lugar de besarle deslizó su boca por el cuello sin afeitar hasta la garganta.
Wilson ejercía un control casi insultante y House se dio cuenta de ello, invirtiendo la situación con un beso de lleno en su boca.
House había abandonado su falsa pretensión de hombre frio y lo besaba con la determinación de un hombre que, por fin, rompía las barreras que habían mantenido el deseo bajo control.
Wilson le devolvió el beso. Su pulso aumentó hasta el imposible cuando Greg soltó su bastón y lo empujó contra la pared metálica.
House sabia a hombre, exótico, estimulante, sus brazos eran una prisión deliciosa, la textura de la piel de su pecho, mientras introducía sus manos por debajo de la camiseta, le hizo temblar.
House sintió su temblor y sonrió entre el beso:
-¿Te gusta, verdad?- murmuró haciendo que sus labios rozasen los de James.- Te gusta sentir, contra todo lo que dicen de mí… de ser un tullido, te gusta sentir la fuerza de mi cuerpo contra el tuyo.
-sí…- susurró cerrando los ojos, sintiendo como las manos de House empezaban abrir los botones de su camisa y besando suavemente la piel al descubierto.
Eso le hizo perder el resto de su compostura.  Su cuerpo se abandonó al deseo. Cuando los labios se cerraron sobre su pezón endurecido emitió un gemido ronco. House empezó a chuparlo y Wilson volvió a gemir acariciando su cabello.
House se quitó la camiseta y la luz del ascensor se reflejó en su piel, Wilson no pudo apartar por un momento su mirada de fuego. Con manos expertas, Greg le desabrochó los pantalones pijos y los dejó resbalar por sus piernas tanteando el pene semi erecto de Wilson.
Sus caricias hicieron a James perder el control, recostado contra la pared, de rostro sonrojado, mordiendo el labio inferior mientras la mano de House trabajaba notablemente la glande de su pene circuncidado.
-House… - suplicó, su cuerpo le pedía la consumación.
-Aun no…- murmuró en su oreja.- date la vuelta…
Wilson hubiese preferido tomarse su tiempo, acariciar el pene de House con la boca, lamerle y hacerle gemir, pero el tiempo urgía. El ascensor estaba detenido y no podían tardar mucho más.
-House…- gimió con un sollozo ahogado. Y entonces como respuesta a sus suplicas, escuchó la bragueta del hombre bajar de un tirón. Una de las manos del Hombre más viejo se agarraba con fuerza a su hombro, manteniendo el equilibro. El dolor era agonizante pero tener a Wilson en sus brazos valdría cualquier tormento.
La piel candente de House frotándose entre sus nalgas le convertían en un ser vulnerable, completamente a merced de los deseos de su propio cuerpo. Destrozado por una pasión desconocida pero a la vez familiar…
Greg se movía contra él esparciendo jugo por todo el interior de su entrepierna, su boca le lamia su oreja, su mano libre apretaba sus pezones y exploraba su pecho arañándolo suavemente.
-¡Hazlo!
-Mmm… quieres que te penetre lentamente o con fuerza?
Wilson empinó el culo un poco más y mirándole sobre el hombro dijo:
-¡House…! Rápido…
El hombre se tomó su tiempo moviéndose de forma sensual para excitarlo más aún… si sería posible, pues Wilson ya tenía su pene apretado entre los dedos para evitar terminar.
Wilson no podía verlos pero sabía que los ojos de House estarían llenos de llenos de furia incapaces de esconder la ansiedad primitiva, ardiente, que nacía en su interior y le consumía.
Los dedos de House se enterraron en su cabello un segundo antes de penetrarle, gruñó
No era satisfacción, esa era una palabra demasiado suave para describir lo que estaba sintiendo.
Deliberadamente, con autoridad y fuerza masculina, empezó a moverse dentro de James. Sin dejar de morderle el cuello y empujarle más contra la pared cubierta de agua por su respiración.
Pasión desató el nudo del placer en su interior, enviándole para un mundo lejos del Princeton Plainsboro.
Siguió moviendo su cuerpo al compas del cuerpo insatisfecho de Greg hasta que vio por encima del hombro como él echaba la cabeza hacia atrás en un gesto feroz y desesperado, mientras también encontraba ese lugar en el que nada más importaba.
House, siguió acariciándole lentamente mientras recuperaba la respiración con la frente apoyada en su espalda.
-House…- Se giró apoyando la frente del otro en su pecho.-… tenemos que vestirnos…
-Coge mi bastón...

Afuera Cuddy esperaba cruzada de brazos a que el ascensor volviese a moverse.

7 comentários :

  1. Hola, Saito. Me ha gustado, eso del ascensor es una fantasía muy habitual y creo que esta pareja van a cumplir todas, jajaja. Besosss.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con Minu, esta pareja va a probar todos los lugares y todas las posturas, jaja
    Gracias por el relato, besoss

    ResponderEliminar
  3. "la primera vez que te vi creí que eras una especie de demonio" jajaja pero un demonio sexy *¬* ♥
    Gracias Saito por este nuevo oneshot sfdsafs cada vez me gustan más estos dos :D

    ResponderEliminar
  4. Ahhh… ___/\/\___/\__/\/\/\_____/\_____________ Doctor la hemos perdido. Jajajajajajaja... En lo personal odio los ascensores pero con House en el, ufff creo que me curo. XD

    Saito gracias por compartir con nosotras/os tan exquisitas historias.

    Besos y abrazos

    ResponderEliminar
  5. Este comentário foi removido pelo autor.

    ResponderEliminar
  6. tremendamente excitante
    me encanta como le domina y convierte a Wilson en mantequilla

    lia

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...